Need help? Write us!

Home

Best Sellers

Gerberas – Colores y alegría

Gerberas – Colores y alegría

Las Gerberas son una de las flores más importantes del mundo, ocupando el top five junto a flores tan populares como las rosas, los claveles, los crisantemos o los tulipanes.

La Gerbera es un género de planta de la familia Asteraceae y actualmente comprende más de 150 especies.

Las gerberas y su diversidad de colores

Estas flores se presentan de muchas formas diferentes variando en forma, tamaño y colores, tanto de sus pétalos como del centro de la flor. Incluso existen Gerberas multi colores, donde la misma flore presenta pétalos de diferentes colores.

 

Las gerberas, flores internacionales

Las gerberas crecen en muchas áreas del mundo y bajo condiciones meteorológicas muy diferentes, tanto al pie de las montañas en países del sur este africano como en regiones asiáticas próximas a la India, el Nepal o China. Eso sí, no crece en áreas que tengan temperaturas bajas, no soporta bien el frío.

 

Composición de la gerbera

La gerbera se caracteriza por tener un eje del vástago corto y grueso. Las gerberas se cultivan como planta y también como flor de corte.

 

Una curiosidad sobre las gerberas es que son heteromórficas, lo que quiere decir que aunque compartan genotipo pueden igualmente presentar diferentes simetrías, número de pétalos y hasta diferente pigmentación.

 

Como cuidar las Gerberas

La gerbera es una flor muy delicada. Por ejemplo, los expertos de floricultura siempre las recolectan en las primeras horas de la mañana, cuando la temperatura aún no es muy elevada y las flores tienen un nivel de hidratación adecuado.

 

La Gerbera necesita una buena profundidad, dado que tiene unas raíces bastante grandes. En nuestra geografía, las zonas dónde mejor crecen las Gerberas son las de las comunidades del norte, ya que están acostumbradas a vivir a 18º o menos. Aunque a esta flor le guste el frío, no debemos olvidar que debe alimentarse y por tanto tener contacto directo con el sol.

Un buen consejo a tener en cuenta es el de rociar o vaporizar con agua los pétalos de forma manual, sobre todo en épocas de verano y días calurosos.