Need help? Write us!

Home

Best Sellers

Cómo regar una orquídea

Cómo regar una orquídea

Cómo regar una orquídea

Otro de los aspectos vitales del cuidado de estas plantas es el riego. Así, estos son los consejos para regar una orquídea correctamente:

Es necesario usar agua blanda de baja mineralización, así que si vives en zona de aguas duras deberás usar agua filtrada o comprada embotellada.

Si te preguntas cada cuánto hay que regarlas, ten en cuenta que es necesario que pase tiempo entre riegos para que, de esta forma, se seque el sustrato del todo. Además, en invierno se tienen que espaciar más que en verano.

Las raíces de estas plantas son indicadores muy fiables de la humedad que hay en el sustrato, así que para estar seguro de si ya las puedes regar o si todavía debes esperar unos días tendrás que fijarte en ellas. Si están de color verde es porque todavía contienen suficiente agua, pero cuando se tornan blanquecinas es que ya no les queda humedad y necesitan agua.

El mejor método es el riego por inmersión de las raíces, pero si se riega desde la superficie con una regadora es necesario asegurarse de que queda bien empapado, así como que se escurra bien el exceso de agua.

Para cuidar una orquídea hay que tener en cuenta no excederse en el riego o las raíces podrían pudrirse, es decir, hay que evitar el encharcamiento. Para evitarlo, y al mismo tiempo mantenerlas húmedas, una buena idea es colocar en la base de la maceta bolas de la arcilla humedecidas con agua, que ayudarán a que las orquídeas estén en perfecto estado. Asegúrate también de que el sustrato drena bien y no retiene agua en exceso, algo que tendrás garantizado si usas sustrato para orquídeas, hecho con corteza, y si evitas el uso de tierra vegetal.

Otro punto importante para el riego y el mantenimiento de la humedad son las vaporizaciones de agua, sobre todo en verano, teniendo en cuenta que nunca le dé el sol directo para evitar que se queme, ya que con el agua la quemadura sería mayor.

Leave a Reply